sábado, 29 de septiembre de 2012

La evolución de Calpurnia Tate; de Jacqueline Kelly

"Cogí el sándwich y Grandes esperanzas y me metí en la cama con una extrema sensación de lujo. Ahhh. Cama, libro, gatito y sándwich. Realmente, todo lo que una necesita en la vida."
SINOPSIS
Calpurnia, Callie Vee, es una niña que vive en un pueblo de Texas. A pesar de que su madre insiste en que aprenda a tocar el piano, coser y cocinar, ella está más interesada en lo que ocurre tras la puerta cerrada de la biblioteca, o en el laboratorio de su abuelo. Poco a poco irá ganándose a este señor un tanto huraño y empezará a colaborar con él en sus observaciones del medio natural, aprenderá quién es Darwin, qué son las especies y las subespecies y también lo idiotas que se vuelven los hermanos mayores cuando se enamoran. 
Cuánto tiempo encontrándome con este librito en las estanterías de las librerías, cogiéndolo, leyendo la sinopsis, sopesándolo... y finalmente comprando cualquier otro. Pero seguía ahí. Era inevitable verlo. ¡Con ese color! Y leí reseñas positivas. Y quería leerlo, pero no encontré el momento. El momento llegó con la lectura conjunta que organizaban Sileny e Ishtar en sus respectivos blogs. Ya no había excusa.

Se trata de una novelita corta, de menos de 300 páginas, estructurada en capítulos de una longitud muy apropiada si lo que os gusta es no quedaros a la mitad de uno. Está escrita de manera sencilla y bonita, un lenguaje apropiado al de Callie (diminutivo de Calpurnia), la niña protagonista que nos lo va contando todo en primera persona

Tal vez os eche atrás si os digo que a lo largo de la novela no pasa nada más importante que el resto. No puede decirse que haya un nudo ni un desenlace. Sin embargo, excepto durante las primeras páginas, tampoco puedo decir que me haya aburrido leyéndola. Es una lectura agradable y entretenida, es fácil empatizar con Calpurnia. Y hay ocasiones en las que se hace inevitable sonreír ante sus ideas y ante las preguntas que les hace al resto de personajes, muy en especial a sus hermanos. Me quedo con eso: con la relación que Calpurnia mantiene con sus muchos hermanos, unos más mayores y otros más pequeños.

Pero si hay una pareja importante de personajes es la que conforman Calpurnia y su abuelo, ese señor que siempre está metido en su laboratorio y tan serio que da miedo acercarse a él. Un día la pequeña se ve obligada a acudir a él, y es a partir de entonces que descubre que no es tan malo como parece, y no sólo eso: también se sumerge en un mundo donde no todo son labores de costura y platos de cocina y cosas de señoritas. La Naturaleza, la Evolución, Darwin. A Calpurnia, observadora y aventurera, le fascinan los animales, y las plantas, y quiere estudiar, no ser una señorita. No se atreve a decírselo a nadie.

Pese a todo, he echado en falta algo más. El título me ha dado falsas expectativas. Pensaba ver evolucionar a Calpurnia. Quería verla de mayor, saber qué llegaría a ser en la vida, si lucharía por lo que deseaba o se dejaría vencer por las convenciones de la época. Sin embargo, la corta franja de tiempo en que se desarrolla la historia no da para mucha evolución, y el final se me ha antojado precipitado, un corte súbito.

Por lo demás, la sinopsis la resume muy bien y poco nuevo hay que decir. Una novela agradable para quien necesite una lectura tranquila. ¿Es esto a lo que llaman "lectura de verano"?

3,5

lunes, 24 de septiembre de 2012

TDH: héroes (y villanos) tan reales como la vida misma

¿Qué se os viene a la mente ante las palabras Tiempo de Héroes? Si nada en absoluto, no os preocupéis: hasta hace pocos días a mí me pasaba algo parecido. Esperad, ¿he dicho que no os preocupéis? Bueno, todo depende. Al principio no me preocupé, pero con el paso del tiempo se ha empezado a generar en mi interior esa inquietud que nos ataca a los lectores cuando nuevas lecturas interesantes se cruzan en nuestras vidas. Me entendéis, supongo. Mucho por leer. Poco tiempo. 

A lo mejor os suena más otro título: Hoy me ha pasado algo muy bestia. Un libro que varios blogueros han leído y reseñado. Tal vez uno de vosotros. Hace poco, una de esas reseñas fue la responsable de que me fijara más en ese libro, que ya me había llamado la atención antes, pero no lo suficiente como para haberlo leído. 

Todo empezó en Diciembre de 2011. Rafael Nebrea, uno de los escritores que integran el proyecto TDH, reunió un grupo de compañeros con un sueño común: poder hacerse un hueco en el mercado editorial. Un sueño que tantos y tantos escritores anhelan, aunque unos lo alcancen con más facilidad que otros. En esta agrupación de escritores empezó a gestarse TDH. Querían llegar a los máximos lectores y para ello tenían la red. Pensaron. Y, finalmente, unieron sus literarias fuerzas para crear algo propio y original: esta página web a la que llaman "novela gráfica por entregas", o también "Tiempo de Héroes". 

La idea surgió de donde muchas lo hacen: una tormenta. A Juan González se le ocurrió que, en vez de crear de la nada, existía la posibilidad de hacer más grande algo ya creado. Ese algo se llamaba Hoy me ha pasado algo muy bestia, y se trataba de una novela de Daniel Estorach, que también estaba entre los presentes. Y así fue como, a parte de crear lo que algunos han llamado literatura 2.0, ayudaron a un compañero a promocionar su obra. 

Haz una prueba con
el Primer Acto
¿Y ahora? Hoy me ha pasado algo muy bestia va a ser publicado por Norma Editorial a final de mes. En cuanto a Tiempo de héroes, fue seguida por varios medios a lo largo de su Primer Acto, y acaba de embarcarse hace poco en su Segundo Acto. Incluso, me ha dicho un pajarito (y nunca mejor dicho) que ¡TDH llegará al papel! 

TDH no sólo es literatura y escritores, sino también ilustraciones e ilustradores, incluso banda sonora y músicos. Todo ello unido en paquetitos que son colocados semanalmente en la red en forma de capítulos. Y este año, con nuevos personajes y más novedades que están por descubrir. Según la Presentación que puede encontrarse en la página de TDH: 
"[...]en Tiempo de Héroes, un grupo de escritores, periodistas, ilustradores, diseñadores, correctores e incluso músicos, coordinados por el propio Daniel Estorach Martín y el también escritor, Juan González Mesa, han querido llevar a cabo su propio homenaje a la ambientación presentada [en Hoy me ha pasado algo muy bestia]. Algunos se conocían de antes, otros, coincidieron durante el proyecto, pero todos se sintieron motivados por la historia en igual medida." 
Los que no hayáis llegado a conocelo, tal vez aún os encontréis algo perdidos. ¿Es una novela de superhéroes, de aventuras, de ciencia ficción, fantástica, una historia de amor? ¿De qué va esto exactamente? Dejo en manos (o en dedos) de Rafael Nebrea la tarea de explicároslo: 
"El título del proyecto habla un poco de lo que es, pero no nos equivoquemos, no se trata de una novela multimedia tipo XMEN, ni muchísimo menos. Los héroes que presentamos son como tú, o como yo. Personas que hartas de la manipulación de los medios, de las escenas dolorosas que se viven en las ciudades cada día, de los ajustes de cuentas de bandas de criminales o de la corrupción de empresarios entre otras cosas. Pero ellos no se quedan parados, son Héroes precisamente por eso, porque reaccionan a esa sociedad que se está pudriendo y deciden actuar por unos u otros motivos. Hoy, en el segundo acto, todas las tramas se han multiplicado y tenemos otros personajes igual de interesantes que se mezclan con los antiguos. Todo dentro de una trama global pensada y planificada por Juan González Mesa."  
Ilustración del Capítulo 1
Autora: Mamen Iglesias
Nos encontramos, así pues, ante una "novela río". Una historia compuesta por un montón de personajes, un caleidoscopio de puntos de vista que se entrecruzan. Cada capítulo es un punto de vista y cada uno de los escritores participantes se encarga de uno o varios de estos. Todo ello, totalmente gratis. ¿Qué más se puede pedir? 

Personalmente no he tenido ocasión de leer aún el libro de Daniel Estorah y de TDH sólo me he adentrado en el primer capítulo, pudiendo decir que ha sido una grata y sorprendente experiencia. Grata porque está bien contado, tiene una longitud ideal y mantiene el interés. Sorprendente porque me he encontrado con una sorpresa al final: un artículo de periódico en el que se habían basado los personajes y hechos narrados en el capítulo. ¡Qué original forma de otorgar realismo! Además, a los que prefiráis los villanos a los héroes, estáis de enhorabuena, porque estos también campan por el universo de TDH. 

Os recomiendo echar un vistazo a la página: no tiene desperdicio y se nota las ganas e ilusión que han puesto en el proyecto. ¡Seguro que os estarán agradecidos si les leéis y ayudáis a que más gente les lea!
 
http://www.tiempo-de-heroes.com
Coordinadores y responsables del proyecto: Juan González Mesa, Daniel Estorach, Yolanda Díaz de Tuesta y Rafael Nebrera Ruiz 
Escritores: Juan González Mesa, Daniel Estorach, Díaz de Tuesta, Rafael Nebrera Ruiz, Antonio González Mesa, So Blonde, Jordi Armengol, Manuel Moledo y Rosa G Panera 
Ilustradores: Jordi Armengol, Miren Leyzaola, Olga Masià, Mamen Iglesias, Fany Carmona, Jose Barrero, Daniel Mendoza, Santiago Ramos, Estela Gaona y Litos. 
Compositores: Antonio Trigo.
Gracias a Rafael Nebrea por sus pacientes explicaciones.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Un mundo feliz; de Aldous Huxley

"La felicidad real siempre aparece escuálida por comparación con las compensaciones que ofrece la desdicha. Y, naturalmente, la estabilidad no es, ni con mucho, tan espectacular como la inestabilidad. Estar satisfecho de todo no posee el encanto que supone mantener una lucha justa contra la infelicidad, ni el pintoresquismo del combate contra la tentación o contra una pasión fatal o una duda. La felicidad nunca tiene grandeza."
SINOPSIS
Un mundo feliz es un clásico de la literatura de este siglo. Con ironía mordiente, el genial autor inglés plasma una sombría metáfora sobre el futuro, muchas de cuyas previsiones se han materializado, acelerada e inquietantemente, en los últimos años. La novela describe un mundo en el que finalmente se han cumplido los peores vaticinios: triunfan los dioses del consumo y la comodidad, y el orbe se organiza en diez zonas en apariencia seguras y estables. Sin embargo, este mundo ha sacrificado valores humanos esenciales, y sus habitantes son procreados in vitro a imagen y semejanza de una cadena de montaje...

Me da miedo enfrentarme a esta reseña. Antes, cuando oía hablar de cierto libro o película que se titulaba Un mundo feliz, me imaginaba algo completamente distinto. Con "antes" me refiero a hace mucho tiempo, a "antes" de enterarme de que se trataba de ciencia ficción, o de una distopía (y por consiguiente, de que me fijara en ella). ¿Ciencia ficción? ¿Distopía? No, es algo mucho más complicado. Si no, no me daría miedo. Leer filosofía es una cosa muy distinta a elucubrar sobre ella. Porque esta novela tan corta da para reflexiones muy largas. 

Está bastante claro que para que exista la felicidad ha de existir también su contrario: la tristeza. Si alguien no está de acuerdo, que levante la mano. Sin embargo, en el mundo feliz que nos presenta esta novela parece que la felicidad es pura y lo invade todo, todo, excepto, tal vez, a los protagonistas. 

Para que el mundo sea feliz las personas individualmente han de serlo. En el mundo real, el ser humano nunca es feliz del todo. En serio, lo he comprobado: si no tengo algo, lo quiero; si lo consigo, o quiero otra cosa o quiero volver a la situación anterior. Los humanos somos así, hay que asumirlo. Para arreglar esto, Aldous Huxley se ha inventado un mundo donde los humanos son fabricados, decantados en vez de paridos, y en el que las palabras "madre" o "padre" son consideradas tabúes. ¡Pero siguen siendo humanos! 

Ahora hay que condicionarlos. Hay humanos más altos y corpulentos, otros más bajos, más gordos, más feos; humanos alfa, beta, gamma, delta... Y hay humanos macho y humanos hembra. Y todos tienen que ser felices con lo que son. Los alfa, destinados a los estamentos más altos de la sociedad, sólo han de querer ser alfa. Los beta, gamma o delta, progresivamente pertenecientes a estamentos inferiores, jamás habrán de envidiar a los alfa: tienen aquéllos demasiado trabajo, demasiadas preocupaciones. ¿Cómo lo conseguimos? Creamos una serie de normas y de afirmaciones y, mientras duermen, se las reproducimos una y otra vez hasta que sus mentes infantiles las aceptan como irrefutables verdades.

¡Y ya tenemos hombres y mujeres felices! Personitas que, todas juntas, pues "todo el mundo pertenece a todo el mundo", formarán el tan deseado mundo feliz. Todas juntas se reunirán a rezar al dios Ford. Todas mantendrán relaciones con todas. Todas juntas pero separadas en diferentes categorías para formar la gran estructura de la sociedad. Una sociedad perfecta, feliz. Personitas, todas tenéis un lugar en el mundo. Personitas, si estáis tristes, tomad un gramo de Soma para iros de vacaciones durante unas horas; sin resaca, sin consecuencia alguna.

Así es Un mundo feliz: sin emociones, sin arte. Y yo que pensaba que eso era triste, qué gran ironía. 

Me ha gustado por la imaginación y la originalidad de la civilización que presenta, pero no me han convencido para nada los personajes. Ciertamente, ninguno de ellos me despertaba simpatía. Tal vez por eso, porque no transmitían emoción alguna. Tampoco entendía la actitud de Bernard, ni la del salvaje John. Lenina es, tal vez, el personaje más coherente de todos, aunque claro, sus ideas de "ciudadana feliz" no ayudan a empatizar con ella.

En definitiva, una buena novela si uno se la toma como un ensayo ameno y no como una "historia de personajes". Es corta, se lee rápido y da que pensar.

3,5

sábado, 8 de septiembre de 2012

Hipnosis (o embobamiento)



Tú estás fuera. Yo te vigilo desde dentro. Tengo la esperanza de que, cuando este texto acabe, tú regresarás a mi lado. Sé cómo te sientes. Callada entre todas esas personas. La televisión emite su tenue resplandor. Algunos tienen la boca abierta y una extraña mirada aferrada a la pantalla. Como si su vida pendiera del hilo que les  une a ella. Pero tú no. Tú divisas mi mundo y te acercas. Tus ojos recorren las letras y empiezo a moverme en su bosque. Me llamo Héctor, y soy el protagonista de esta historia. Léeme.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Premio Círculo de Lectores de Novela 2012

¡Lo estaba deseando! Hoy están por fin disponibles para descargar las 3 novelas finalistas del Premio Círculo de Lectores de Novela 2012, en el que nos han ofrecido la posibilidad de participar como jurado a todos los lectores que lo deseemos. Estoy muy ilusionada por vivir la experiencia. Lo que más me gusta de esto es que es la primera vez que los libros "me escogen" a mí y no yo a ellos, ¡por lo que no tengo ni idea de su argumento! Así que, sorpresa sorpresa.

¿Todavía no os habéis apuntado y os gusta la idea? Aún estáis a tiempo. Las bases las tenéis AQUÍ.

martes, 4 de septiembre de 2012

Un blog CO2-neutral, cipreses húmedos y un olmo seco

Hoy me he animado a unirme a "CO2-neutral: planta un árbol", la iniciativa de Geniale. Confieso que la primera vez que leí eso de "planta un árbol gratis" me sonó a guasa: si querían plantar un árbol, ¡que lo plantaran! Pero bueno, al fin y al cabo es una loable labor y ¿quién soy yo para poner pegas a algo tan importante como plantar un árbol? Es una de las tres cosas que hay que hacer en la vida, a parte de escribir un libro y tener un hijo, aunque no consideraré que lo he hecho yo, que una entrada en un blog es una cosa y plantar un árbol otra muy distinta. Geniale ya ha plantado muchos y ha salvado de la muerte a otros tantos mediante su labor de publicación de catálogos online. Porque, para qué negarlo, esos que nos echan en el buzón terminan en la basura o haciendo improvisadas labores de limpieza. (A no ser que estemos buscando ofertas para comprarnos un móvil, un e-reader o cacharros varios, en cuyo caso terminan en el mismo sitio, pero más tarde.)


La iniciativa es  muy sencilla: por cada blog o web que se une al proyecto,Geniale se planta un árbol, cuya producción de oxigeno compensará  las emisiones de dióxido de carbono que produce mi blog o  web.
Según el Dr. Alexander Wissner-Gross, un activista del medio ambiente y físico de Harvard,  una sola página web es responsable de la emisión de 3,6 kg de CO2 de media al año, mientras que un árbol es capaz de absorber  5 kg. El resultado final es a favor del oxígeno: gana mi blog y gana el ambiente.
Geniale.es, a través de la distribución de catálogos en formato electrónico, promueve una filosofía verde enfocada a disminuir el uso y desperdicio de papel para fines comerciales. Los catálogos más  importantes y conocidos están disponibles ahora también online, como por ejemplo, Leroy MerlinMedia MarktMercadonaEroskiy se pueden consultar no sólo en el ordenador sino también a través de aplicaciones para iPhone e iPad .
Los catálogos son muy fáciles de hojear, como puedes comprobar:
Lidl 
Ikea
Carrefour
Decathlon

La iniciativa está teniendo una gran acogida entre los blogger. El objetivo de CO2 Neutral es plantar 1.000 árboles en 12 meses, y hoy, gracias a vuestra ayuda, hemos podido plantar un pequeño bosque que cuenta ya con 300 árboles. Si  llegamos a la meta,  añadiremos al total de árboles un extra como premio al activismo de los blogger españoles.

Aprovechando esta entrada tan ecológica, voy a hablaros de cipreses. Tal vez haya sido esta noticia la razón por la cual me he sentido con ganas de celebración y he decidido apuntarme a la iniciativa de arriba: un grupo de cipreses supervivientes; hectáreas y hectáreas de terreno quemado a su alrededor. Ahora me lo creo: ¡la unión hace la fuerza! 

Y, finalmente, como segunda celebración, una poesía. No podía faltar, que estamos en un blog literario y es de mis favoritas:

A un olmo seco
Al olmo viejo, hendido por el rayo 
y en su mitad podrido, 
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.
¡El olmo centenario en la colina 
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina 
al tronco carcomido y polvoriento.
No será, cual los álamos cantores 
que guardan el camino y la ribera, 
habitado de pardos ruiseñores.
Ejército de hormigas en hilera 
va trepando por él, y en sus entrañas 
urden sus telas grises las arañas.
Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana, 
lanza de carro o yugo de carreta; 
antes que rojo en el hogar, mañana, 
ardas en alguna mísera caseta, 
al borde de un camino; 
antes que te descuaje un torbellino 
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,  
olmo, quiero anotar en mi cartera 
la gracia de tu rama verdecida. 
Mi corazón espera 
también, hacia la luz y hacia la vida, 
otro milagro de la primavera.
Antonio Machado

lunes, 3 de septiembre de 2012

King of pride rock; de Hans Zimmer

Hoy vengo convertida en niña, con una música muy especial en los oídos. Quien no haya visto aún la película del Rey León, que levante la mano. Me sé de alguien que tal vez lo haga...

Una canción para volver a la infancia

Me ha dado por escuchar la banda sonora de esta película porque tenía el CD por ahí y no lo he podido evitar. La película en sí no la recuerdo al detalle, por lo que si los astros se alinean a lo mejor vuelvo a verla un día no muy lejano. No obstante, la banda sonora me parece maravillosa (al menos en inglés que es como más me gusta). He escogido esta canción porque reúne varias melodías del filme y es capaz de levantar algún que otro escalofrío, al menos en mi persona.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...