jueves, 8 de septiembre de 2011

Antiguo poema de una bibliófila

El terreno es la página,
límpida y pura.
La semilla la tinta,
profunda negrura.
El tallo, las líneas:
cauces de hermosura.
Y las letras, hojas:
tiemblan de ternura.

Las páginas se abren
a un mundo sin alma.
Generosas, ceden
sus luces al alba.
La tinta florece
en bellas palabras.
Sus males olvida
quien huele su aroma.

Arroyos, espejos,
por las líneas flotan
y muestran reflejos
de quien los explora.
¡De cuántos incautos
atrapan miradas!

Caudales de amor,
afluentes que fluyen
hasta el corazón,
portando en sus aguas
cariño y traición.

La magia...
La razón...
La realidad...
La ensoñación...

Mil almas y un Mundo:
La Imaginación.


“Sueño triangular” - Mandela9.wordpress.com

6 comentarios:

  1. Precioso, realmente precioso. Siempre "persigo" libros que hablan de otros libros, tesoros o libros olvidados o perdidos. Pero no me había encontrado nunca con un poema que hablase de ello. Con tu permiso, lo tomo prestado para mi cuaderno personal de poesías.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  2. Encantador :)

    Me gusta ver cómo la propia escritura inspira a escribir...
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. !Muy bonito!
    Me encanta imaginar que las palabras pueden formar todo un mundo ante nuestros ojos, una idea que creo que has plasmado muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas gracias por los comentarios, me alegra que os guste =)

    ResponderEliminar
  5. :O Me quedé sin palabras!
    De verdad lo escribiste tu?
    Es precioso *.*
    Como se plasma el amor por la lectura con bonitas palabras..
    Hermoso ^^

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Sí, aunque hace mucho que no me inspiro para escribir poesías, hubo una época en que escribí alguna. Muchísimas gracias, y también por pasarte por el blog. Bienvenida! =)

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...