miércoles, 28 de diciembre de 2011

Acacia; de David Anthony Durham

"Se sentó en el taburete frente a su tocador, un conjunto de espejos que le devolvían variaciones de su imagen convertida en reflejos. Tenía intención de planear los acontecimientos, pero se detuvo por un instante para mirar en los espejos. Como le sucedía a menudo últimamente, se sentía inquieta. Cada una de las visiones de su cara mostraba un personaje distinto. Dependiendo de cuál fuera el ángulo, parecía desgraciada o arrebatadora, delicada o agitada o segura de sí misma o... malvada. Sí, vista de medio perfil, desde la izquierda, Corinn no pudo evitar reconocer una antes no percibida crueldad en la inclinación de sus ojos y su boca, y en el modo en que mantenía levantado el mentón, como si fuera un arma sobresaliendo en advertencia."
SINOPSIS
En el corazón del Imperio de Acacia se halla su rey Leodan Akaran, que dirige el llamado Mundo Conocido. Los acacianos han creado un país rico y próspero que ha construido su riqueza sobre el esclavismo y la venta de parte de su población infantil a Lothan Aklun, quien rige un imperio más amplio y poderoso que la misma Acacia. A cambio, reciben una droga que pacifica a sus consumidores de manera que nunca sean capaces de desarrollar la fuerza de voluntad suficiente para quejarse siquiera.
En su lecho de muerte, Leodan se preocupa por poner en marcha un plan largo tiempo preparado para salvar la vida de sus cuatro hijos, a quienes ha educado en la ignorancia sobre las razones de la prosperidad de Acacia. Los cuatro niños de la dinastía Akaran conocen poco del mundo que hay más allá de su opulento paraíso. Pero cuando un asesino golpee el corazón de imperio, sus vidas cambiarán para siempre...
Separados en contra de su voluntad y obligados a huir a lugares distantes, los niños deberán abrirse camino por una maraña de alianzas ocultas, magia ancestral, invasores extranjeros y comercio ilícito. A medida que tratan de comprender el verdadero sentido de sus vidas, descubrirán que el destino del mundo se encuentra en sus manos.
Os presento al presunto culpable de mi estancamiento lector. Os presento una reseña difícil. Un libro capaz de desconcertar hasta el punto de no saber si merece la pena leerlo realmente o no. Cuánto deseé llegar a este momento cuando abordaba su página 100. O la 237. O la 299. O la 300. O la 400. O... bueno, dejaré el límite en la 500 (de un total de 785). ¿Que a qué momento me refiero? Al momento de reseñarlo, más bien al momento de poder cerrarlo y esconderlo entre los demás de la estantería. Para siempre. 

Sí, pertenezco al grupo de lectores que no pueden dejar un libro a medias, por muy tortuosa, tortuosísima que resulte su lectura.

Para poneros un ejemplo, este fue un comentario que le hice a una amiga que me preguntó qué me estaba pareciendo (en este momento, calculo que por lo menos habría alcanzado la página 200):
"Mejora muy muy ligeramente, de hecho, creo que más bien se debe a que conozco más a los personajes y poco a poco, a pesar de lo insípidos que me resultan, a la fuerza tengo que sentir un mínimo de interés por sus vidas."
Ese comentario espontáneo, me pareció de repente, era perfecto para describir en pocas palabras lo que sentía.

Y seguí caminando por sus letras. Y pasaron días... y semanas... y meses... En total, 3 meses y 6 días (qué haría yo sin mi aNobii). Os cuento lo que vi por el camino:
-Antes de comenzar. Mis amigas me regalaron Acacia por mi cumpleaños, en la época en que yo estaba muy muy enganchada a la saga de Canción de Hielo y Fuego. El regalo me hizo mucha ilusión, la portada era bonita y la sinopsis me terminó de cautivar. Por si fuera poco, lo comparaban con la susodicha saga. ¿Qué más se podía pedir? (Respuesta: mucho más.)
-Paseando por la primera página. Ya esas primeras frases me supieron frías y poco acogedoras. Aunque pensaba que era cosa de los comienzos, que nunca fueron fáciles. Seguí leyendo, segura de que pronto me haría con los personajes y todo iría como la seda.
-No todo va como la seda. Personajes vacíos. Acción lenta. Lo único que podría estar bien es el esqueleto de las letras articuladas en palabras y de las palabras en frases. O cómo poco a poco esas frases crean párrafos que describen mundos nuevos, elaboradas razas que  los habitan, con costumbres propias y distintos  hábitats... Pero no puedo disfrutar de eso. No, si los personajes me parecen fríos y sin contenido, como marionetas inertes manejadas por los hilos del escritor. Si a veces ni siquiera me entero de cuál es el argumento de lo que leo. 
-Me aburro. Leo y leo. Leo casi por obligación. Unas pocas páginas por día antes de descansar, porque el camino se me hace agotador. Pasito a pasito, pienso, iré llegando al final. Y al menos podré decir que le he dado una oportunidad al libro de que me atrape.
-Empieza a ponerse interesante. Ocurre despacio, casi a la mitad, y avanza tan lentamente que es difícil de percibir. Aunque aún cansa un poco, empiezan a aparecer en el camino de letras algunos paisajes interesantes, y los personajes empiezan a perfilarse y a cobrar vida ante mis ojos que, perplejos, aún no terminan de creérselo.
-Quedo atrapada. Eso sí, anda que no ha tardado. En este punto, al tiempo que cojo el libro con ansia, mientras rebusco momentos escondidos entre el tiempo para zambullirme en la historia, me pregunto: ¿merece la pena haber esperado tanto para esto? Y sigo leyendo; tal vez halle la respuesta entre las páginas.

Y eso es todo, una larga historia de inseguridades y desengaños, de pacientes esperas y tardías recompensas, de peleas y de reconciliaciones.

Creo que es ésta la primera novela de género fantástico de este autor, tras unas cuantas históricas. Está ambientada en un mundo imaginario (cuyo mapa, por cierto, se echa muchísimo de menos en el libro, y puede encontrarse en la web del autor), poblado por varias razas y religiones. Al principio me sentí un poco perdida entre todo ello, aunque con el tiempo terminé enterándome de cuál era cuál. Los acacios y los meins están en continua lucha por hacerse con el control del Mundo Conocido, pero cada cual tiene sus propias creencias sobre cómo reinar. Claro que la forma más idílica de hacerlo es también la más complicada. En este punto entran en juego ideas como la igualdad, la tolerancia, o la paz y armonía entre todos los habitantes del Mundo Conocido (sin importar raza o religión).

Está bien narrada, eso no lo discuto, pero le falta algo cuya naturaleza no estoy segura de poder desentrañar. Tal vez sea pasión, sentimiento, más viveza en sus personajes. A lo mejor se centra demasiado en describir el mundo, y se olvida de las criaturas que lo habitan, no lo sé. Es únicamente al final, muy al final, cuando esas criaturas se revelan como seres con vida y convicciones propias. Seres que incluso han evolucionado psicológicamente, y que son capaces de sorprender por la complejidad de su persona. Pero eso ocurre tan, tan tarde, que alcanzarlo puede llegar a resultar tedioso para alguien como yo, poco amiga de las excesivas descripciones y la lentitud de acción sin más trasfondos de por medio. No obstante, podría llegar a comprender que alguien lo encontrase más entretenido, y de hecho he leído alguna buena reseña; quiero decir, con esto, que no pretendo disuadiros por completo de que os adentréis en él.

A mí, me ha dejado con un sabor agridulce.


2,5/5




6 comentarios:

  1. Que mal que no te haya gustado..

    Besos :3

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes, eso nos puede pasar a todos con cualquier libro. Al final, nunca sabemos si es porque no es buen momento, o porque realmente no nos engancha. Por ahora, con lo que me has contando, creo que lo voy a dejar pasar... Ahora que eres libre para leer otra cosa, elige bien! Besos y feliz año

    ResponderEliminar
  3. Has hecho una buena reseña, qué difícil es razonar que un libro no te ha gustado, verdad?
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado la entrada!
    Una forma muy original de hablar sobre el libro, mira que es complicado reseñar un libro que no nos ha gustado! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Si te cuento que hoy reviso todas las entradas de ayer temiendo que pongan.. el libro no existe, porque ayer piqué...
    ¿Te ries mucho?
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Maii: No es que el libro no me haya gustado nada de nada, pero sí, me ha decepcionado.

    Xula: tienes razón, es difícil de saber la razón por la cual no nos termina de cautivar un libro. A veces me pregunto si en este caso se trataba del momento de leerlo, porque fue precisamente cuando lo empecé a leer en el metro cuando empezó a entretenerme más.

    Shorby: muchas gracias, me he enrollado mucho, pero bueno, también me he desahogado bien xD


    Mientrasleo: Si te refieres al libro "de cocina", sí, me río un poco (pero con cariño), porque curiosamente por tus comentarios interpreté que habías sido la única inteligente que desde el principio se había dado cuenta... y encima comentaba con elegancia. =P
    Yo ayer también intenté andar con cuidado. Incluso me planteé que alguien se tomara mi reseña como una broma.
    Besos!

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...