martes, 6 de diciembre de 2011

Beijing; de Patrick Watson

Con esta entrada inauguro una nueva sección del blog, en la que os mostraré las notas que, por una u otra razón,  conforman para mí algo más que un sonido bonito.


Una canción para cada ocasión

Os traigo hoy a Patrick Watson, un cantante cuyo mundo descubrí hace no mucho gracias a Grooveshark y su mágica opción de radio (consistente en pulsar dicho botón mientras escuchas una canción, de manera que automáticamente se añaden a la lista de reproducción canciones hipotéticamente similares).

Pues bien, ¿qué significado especial tiene Beijing? Que esconde multitud de sonidos entreverados de una forma magistral. Sonidos que penetran en los pabellones auditivos en procesión, dando alegres saltitos unas veces y deslizándose otras; que a veces frenan repentinamente para después sorprenderte con más brincos y cabriolas inverosímiles. 

Pero, además, ocurre algo peculiar: me encanta escuchar Beijing cuando camino por la ciudad. Es una canción que pareciera estar fabricada para eso. ¿Os habéis fijado en que su título equivale a Pekín? Pues os animo a experimentar la sensación que produce el ritmo del que os hablaba aderezado con el ir y venir de la gente y de los coches, y sus colores y los de las tiendas y edificios. A mi, al menos, me encanta. Sobre todo por las mañanas, cuando aún está difuminándose el límite entre los sueños y lo real.

2 comentarios:

  1. Es cierto lo que dices, invita a perderte entre el gentío y a ir mirando los gestos de cada persona y cada movimiento de la calle. Sienta bien escuchar una canción así cuando te despiertas, gracias por compartirla :)

    ResponderEliminar
  2. Tras un paseo por las canciones que he encontrado.. gracias, es todo un descubrimiento. Va de cabeza a mi lista de reproducción.
    Un beso

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...