lunes, 2 de julio de 2012

Divergente; de Veronica Roth

"En algún lugar de mi interior hay una persona compasiva y bondadosa. En algún lugar hay una chica que intenta comprender por lo que pasa la gente, que acepta que las personas hacen cosas malas y que la desesperación las conduce a lugares más oscuros de lo que jamás habrían imaginado. Juro que esa chica existe y que sufre por el chico arrepentido que tengo delante.
Pero si la viera, no la reconocería.
-Aléjate de mí- digo en voz baja; me noto rígida y fría, y no estoy enfadada, no estoy dolida, no estoy nada-. No vuelvas a acercarte a mí- añado.
Nos miramos a los ojos, los suyos son oscuros y vidriosos. Yo no soy nada.
-Si lo haces, te juro por Dios que te mataré- le digo-, cobarde."
SINOPSIS
En el Chicago distópico de Beatrice Prior, la sociedad está dividida en cinco facciones, cada una de ellas dedicada a cultivar una virtud concreta: Verdad (los sinceros), Abnegación (los altruistas), Osadía (los valientes), Cordialidad (los pacíficos) y Erudición (los inteligentes). En una ceremonia anual, todos los chicos de dieciséis años deben decidir a qué facción dedicarán el resto de sus vidas. Beatrice tiene que elegir entre quedarse con su familia... y ser quien realmente es, no puede tener ambas cosas. Así que toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo, incluida ella. Durante el competitivo proceso de iniciación posterior, Beatrice decide pasar a llamarse Tris e intenta averiguar quiénes son sus verdaderos amigos, y dónde encaja en su vida enamorarse de un chico que unas veces resulta fascinante y otras veces la exaspera. Sin embargo, Tris también tiene un secreto, un secreto que no ha contado a nadie para no poner su vida en peligro. Cuando descubre un conflicto que amenaza con desbaratar la, en apariencia, perfecta sociedad en la que vive, también averigua que su secreto podría ser la clave para salvar a los que ama o... para acabar muerta.
Desde la primera vez que leí la  sinopsis sentí mucha curiosidad por leer este libro, y por eso lo agregué a mi lista de deseos. Lo agregué a una lista mental, y por alguna razón olvidé agregarlo a mi lista de deseos de aNobii, pero aún así hubo alguien que tomó nota y me lo regaló el día del libro. "Es un libro que te gusta pero del que ni siquiera te acordarás", me dijo... Pero sí, en cuanto vi la portada lo recordé.

No estamos ante una historia original, si se me permite exceptuar la idea de un mundo dividido en facciones. Lo demás es una combinación distinta de los elementos que se encuentran con frecuencia en cualquier libro juvenil: chica se enamora de chico (o viceversa) y viven aventuras, amores, desamores, amistades y traiciones, con un trasfondo de ciencia ficción, fantástico o, en el caso que nos ocupa, distópico. Sigue unos patrones aprendidos de otros libros que han gustado al público, y consigue su objetivo, que es entretener y enganchar al lector.

Se me hace inevitable compararlo con los Juegos del Hambre. Encontramos un Chicago distópico en el lugar de Panem, la Ceremonia de Elección en el lugar de la Fiesta de la Cosecha, a Beatrice en el lugar de Katniss, y a las pruebas de actitud en sustitución de la lucha por la supervivencia en la Arena. En ambos, la protagonista tiene que competir por un objetivo, y tiene que enfrentarse a sus compañeros para ello. La consecuencia de fracasar, que en los Juegos del Hambre era la muerte, aquí consiste en quedarse sin facción (sin un lugar en la sociedad). También en ambos, hay un fondo latente de rebelión que acaba haciéndose patente.

En esta distopía, hay dos grupos de los que una persona puede sentirse parte: la familia y la facción. Una y otra se contraponen a lo largo de toda la historia. ¿Qué es más importante? Tal pregunta es el mayor problema moral ante el que se debate la protagonista. El día de su Ceremonia de Elección, Beatrice ha de escoger voluntaria y conscientemente con cuál de las facciones se siente más identificada. Lo normal sería proseguir con la tradición familiar y permanecer en Abnegación, donde ha nacido y crecido, pero, ¿qué pasa si sientes que no encajas ahí, que tus aspiraciones en la vida son otras? En la sociedad de Divergente, cambiar de facción suele suponer perder todos los lazos familiares... 

He de decir que esta división en facciones me ha parecido un tanto forzada; en su conjunto, la sociedad que ha creado Veronica Roth no ha conseguido convencerme completamente, no le he encontrado demasiada lógica, no ha logrado que me creyera del todo lo que me contaba. Esto  mejoraba a medida que leía, pero no ha terminado de desaparecer esa pizca de excepticismo. En especial ha sido en las páginas iniciales cuando me he visto más incrédula, la forma de narrar los acontecimientos se me antojaba muy artificial y la historia un poco infantil. Véase, por poner un ejemplo, la idea de que para ser Osado hay que llevar piercings y tatuajes, ¡cuanto más te agujerees y quemes la piel, más posibilidades tienes de ser uno de los líderes Osados! En fin, que no me ha convencido nada de nada la idea de osadía que se refleja... 


Beatrice tiene un carácter fuerte, es un personaje bien logrado y eso me ha gustado, pero por otra parte había escenas en que me daban unas poquitas ganas de estrangularla. Tal vez influiría que no me sentía muy identificada con ella y con su facción... Aunque después de pasar tanto tiempo acompañándola, inevitablemente se le coge "cariño".

Por lo demás, Veronica Roth tiene un estilo particular de escribir, fresco y expresivo, que me ha gustado (a excepción de ese comienzo artificial que acabo de mencionar). 


En definitiva, es un libro sin duda capaz de atrapar y entretener al lector, sin olvidar que está escrito para un público preferentemente juvenil, así que no gustará a los adultos que hayan perdido al niño adolescente interior. Los que os consideráis "adultos", ¿seguís leyendo novelas juveniles?

1 comentario:

  1. Lo leí hace ya varios meses y me encantó! Ya queda poco para la segunda parte :)

    Saludos! ^^

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...