sábado, 4 de julio de 2015

El chico sobre la caja de madera; de Leon Leyson

"Me fijé en que los nazis convencidos me miraban los zapatos o daban cuerda a su reloj cuando alguien mencionaba la guerra. Si alguien hacía algún comentario sobre las desgracias sufridas por los judíos, su manida respuesta era: «Nosotros no sabíamos nada». El doctor Neu no era así. Me preguntó sobre mis experiencias y escuchó atentamente lo que le conté. Me acordé de que Oskar Schindler también me había hecho preguntas y había escuchado mis respuestas. El doctor Neu no intentaba encubrir lo que había pasado. Un día, mientras yo le contaba una historia, su mujer nos oyó. «Nosotros no sabíamos nada», murmuró. Él le lanzó una mirada penetrante y dijo: «No digas eso»"

SINOPSIS
Incluso en los tiempos más oscuros, especialmente en los tiempos más oscuros, hay espacio para la fuerza y la valentía. Una memoria notable de Leon Leyson, uno de los niños más pequeños sobrevivientes del Holocausto en la lista de Oskar Schindler. 

¿Qué me sugería, hasta hace unas semanas, el nombre "Schindler"? Pensaba en una lista. ¿De alumnos? ¿De tareas? ¿De la compra? Nada de eso. Solo en una lista. Como mucho, de personas. Pero no sabía para qué.

¿Qué me sugiere, ahora, el nombre de "Schindler"? Pienso en la palabra héroe. En un hombre que luchó por salvar la vida de personas (él sí las consideraba personas), que no tuvo más remedio que hacerlo pagando por cada una de ellas a costa de su propio fracaso. Sin obtener nada a cambio. Miento. La gratitud de miles no es "nada". Ahora, cuando pienso en Oskar Schindler, siento orgullo ajeno (que es como la vergüenza ajena pero en orgullo). 

No ha sido El chico sobre la caja de madera una lectura inolvidable ni que me provocara grandes emociones, pero sí una puerta abierta a una pequeña parcela de la Segunda Guerra Mundial que yo no conocía. Y no sólo me he asomado a ella sino que he sentido la necesidad de atravesarla y acercarme más a ese personaje extraordinario. Lo hice poco tiempo después, gracias a la película La lista de Schindler.

Tampoco es que Oskar Schindler fuese un hombre ejemplar. No hay seres humanos perfectos, al fin y al cabo. Pero sí que podría decirse que fue un héroe, y el razonamiento de Leon Leyson viene a demostrarlo:
Habría podido decidir que su vida dependía de obligarnos a trabajar hasta la muerte, pero no lo hizo. En cambio, ponía en peligro su vida cada vez que nos protegía por la sencilla razón de que era lo que había que hacer. Yo no soy filósofo, pero creo que Oskar Schindler es un excelente ejemplo de heroísmo. Demuestra que una persona puede hacerle frente al mal y cambiar las cosas.
Yo soy una prueba viviente de ello.
Recuerdo una entrevista televisiva que vi una vez con el escritor y académico Joseph Campbell. Nunca he olvidado su definición de «héroe». Según Campbell, un héroe es una persona normal y corriente que hace «lo mejor que se puede hacer en el peor de los momentos». Oskar Schindler personifica esa definición.
Schindler llevaba una existencia algo contradictoria. A parte de pertenecer al partido nazi, era un hombre mujeriego (infiel a su esposa), dado a la bebida y a las fiestas, pero utilizaba las mujeres, la bebida y las fiestas para mantenerse en buenas relaciones con sus compañeros de partido: era el perfecto organizador de juergas. 
Gracias a estas buenas relaciones y a su inteligencia, se colocó en una posición óptima para ayudar a los débiles sin sufrir el castigo por parte de los poderosos. Así, pudo acoger en su fábrica a varios cientos de judíos a los que evitaba la tortura de los campos de concentración y de exterminio. No es que tuvieran una vida muy cómoda, pero al menos comían algo (poco) y no eran maltratados. Ellos, los que formaban parte de la lista de trabajadores de la fábrica, se sentían afortunados. Les sorprendía que su superior les considerase personas y hablara con ellos como si fuesen sus iguales.

De izquierda a derecha: Oskar Schindler, Lis y su marido Leon Leyson.
Sí: posiblemente El chico sobre la caja de madera sea "una novela más del holocausto". Esta vez no voy a decir que es diferente a las demás o una digna competidora de La ladrona de libros (con la que, por otra parte, no tiene nada que ver en cuanto a estilo). Pienso que lo único que la hace más especial es su carácter autobiográfico, pues su autor, Leon Leyson, vivió de primera mano lo que en ella se cuenta: fue arrancado en su infancia primero de su hogar y después de su familia; formó parte de esa lista (fue el superviviente más joven); conoció a ese héroe. Y lo que más destaca de su declaración es la devoción manifiesta hacia el hombre al que debe su existencia.
Fallecido hace dos años, Leon Leyson era al principio reacio a hablar de esa época de su vida, pero con el paso de los años perdió ese miedo y ha ofrecido discursos y entrevistas*. 


Oskar Schindler: si no conoces al hombre que hay detrás de ese nombre, esta novela es una buena forma de empezar a hacerlo, a través de los ojos de uno de los cientos de judíos a los que salvó.

3,5

------------
*En Youtube pueden encontrarse algunas; dejo este enlace como breve ejemplo: (aquí).

11 comentarios:

  1. A menudo comentamos que hay tantas novelas sobre la II Guerra Mundial que ya ninguna llega a aportarnos nada nuevo, que como lectores estamos cansando de encontrar siempre lo mismo. Como historiadora, me alegra de que haya tanta novela de esa terrible época, porque no podemos olvidar ni minimizar, pero como lectora reconozco que me cuesta encontrar alguna novela distinta sobre el tema.
    Esta que hoy nos traes me gusta precisamente por ese detalle de "nosotros no sabíamos nada", en ese sentido (el de aportar un pequeño detalle distinto de la visión de la contienda) me gustaron también "Flotando en la palma de la mano de mi madre" o "El jardín de Dachau", porque ambas aportan un granito de arena inusual en el tema. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sea como sea, aporten o no algo nuevo, a mí de alguna manera me sigue llamando la atención este periodo histórico sobre el resto. Tampoco es que haya leído una barbaridad de novelas ambientadas en el mismo, así que aún puedo sorprenderme con muchas cosas :)
      ¡Tienen buena pinta tus recomendaciones!
      Un beso.

      Eliminar
  2. Este libro me lo bajé en epub, y ahí lo tengo. De momento no lo he tocado, pero me interesó mucho la temática porque el Holocausto es una cosa que me obsesiona. Parece que no es para tirar cohetes, pero quizá sirva para aprender más sobre esa época, como tú dices y para acercarnos un poco más a la Historia. Me lo leeré un día de éstos.

    Besicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no me haya parecido inolvidable, es cortito, se lee rápido, y si lo lees no te acostarás sin saber una cosa más. =) Un beso!

      Eliminar
  3. Lo tengo en la estantería esperando turno =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Entiendo que el punto fuerte de este libro es el estar contado de primera mano por alguien que lo vivió directamente. Sobre Schindler y su famosa lista conozco bastante, por lo que no sé si este libro me aportará mucho nuevo, le echaré un vistazo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has entendido a la perfección, Ana. Yo creo que no es imprescindible, quitando el valor de que sea autobiográfico (y yo creo que está contado con bastante naturalidad). Así que si no te atrae del todo, a otra cosa mariposa. Abrazo =)

      Eliminar
  5. No me importaría leerlo. La temática siempre me atrae.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Cuando lo leí lo disfruté mucho, tal vez lo que más me gustó es que sea autobiográfico y poder conocer más de Schindler. Ahora tengo pendiente ver la película La lista de Schindler, que le tengo bastantes ganas, la verdad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película se centra más en la figura de Schindler y me dejó muy impresionada. Pese a ser en blanco y negro y un poco lenta en su desarrollo, me pareció muy interesante e incluso me hizo llorar. Un beso!

      Eliminar
  7. Aunque la sombra de Schindler es alargada, no me llama mucho este libro y tengo demasiados de la época pendientes... 1beso!

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...