lunes, 20 de enero de 2014

El último deseo del cangrejo; de Roberto García Cela

"-Vuelvo entonces mañana, ¿verdad? 
-Exacto. Hable con la enfermera para que le explique el procedimiento. En su caso no será necesario realizarle una analítica sanguínea previa. Me respondió sin mirarme, atento a sea lo que fuere que le mostraba la pantalla del ordenador. Había pautado y su deber estaba cumplido. ¿Qué más me daba a mí estar enfrente de una persona o de una máquina expendedora de recetas?"
SINOPSIS 
Mateo, abogado de profesión, descubre un día que se ha quedado sin futuro cuando le detectan una enfermedad mortal. Abandonando toda esperanza, adopta una decisión que le arrastra a una vida de soledad, hasta que Toni y Julio, dos enfermos terminales, le obligan a retomar las riendas de su destino con un alocado proyecto que escapará a su control.

Después de Siete cruces [pulsar en el título para acceder a la reseña], llega la nueva novela de Roberto García Cela. Entre sus páginas asistimos al desarrollo y posterior descomposición de un pobre cangrejo, cuya imagen se nos muestra más distorsionada a medida que avanzamos por los capítulos: Fecundación, Gestación, Parto, Infancia... Fase colicuativa, Fase Reductiva. En este punto me detengo un momento para resaltar la, aunque digital, cuidada edición de esta novela. Si bien la temática de la historia llamó mi atención por sí misma, es posible que la portada contribuyera aún más a mi repentino afán por leer El último deseo del cangrejo (porque lo hice no mucho después de que fuese publicado; así, de repente, se me antojó). Y cuando lo abrí, encontré un interior igual de bien cuidado que el exterior, incluso en cuanto a erratas que, aunque presentes, no llaman la atención más de lo debido (para los que no lo sepan, soy especialmente susceptible a ese tipo de cosas).

Si os contaba que Siete cruces no me convenció del todo, en especial su final, os digo ahora que El último deseo del cangrejo sí lo ha hecho, tanto en su desarrollo, que me mantuvo atrapada de un modo que echaba de menos, como en su desenlace, el cual consiguió arrancarme una lágrima (y eso porque estaba en presencia de público). Además he notado una gran similitud de estilo entre ambas, y el estilo fue lo que más me gustó de la primera novela de Roberto: describe la realidad de una forma cruda, con palabras impregnadas de humor negro y con alguna que otra escena desagradable, tanto que a veces huele mal.

Hay algo más: los protagonistas de El último deseo del cangrejo son antihéroes. Estoy dándome cuenta de que me gustan los antihéroes. Gente común, llena de imperfecciones. Al principio de la novela no me sentía muy identificada con ninguno y me costaba integrarme en la historia, pero después de pasar varias calamidades con ellos es inevitable encariñarse, aunque no te quepa en la cabeza su actitud. En alguna ocasión les hubiera... ¿gritado? ¿pegado? por lo burros que eran, pero ahí reside la gracia que hace que un personaje sea más real, que sea de color gris

Mateo, Julio y Toni (Toni, eres mi favorito) tienen cáncer, y aprovechan (los que creen que son) los últimos momentos de su vida cumpliendo deseos y ayudando a cumplirlos. ¿Qué hay de malo en ello? Bueno, hay deseos y deseos... Debido a lo rocambolesco de sus anhelos, son varias las ocasiones en que el Club de los Cancerosos se topa con un problema que se llama delito, y a la aventura inicial se añade la de escapar de la justicia. Mateo, el narrador de la historia y hombre de leyes, sabe mucho del tema y es el más cabal de todos, pero acaba dejándose llevar por sus nuevos amigos... y no se arrepiente. 

Otros personajes no poco importantes e impactantes entran en juego, así como el pasado y presente de cada uno de los protagonistas (detrás de cada enfermo hay toda una familia que sufre). Cierta crítica al modo de actuar de los médicos se deja entrever, y es una parte que me ha resultado de algún modo instructiva porque en un futuro no muy lejano perteneceré al lado oscuro (que sin embargo viste de blanco). 

Podría detenerme más en esos y otros detalles, pero creo que es mejor que se descubran durante la lectura. La misma está llena de momentos duros, propios de la enfermedad que sirve de trasfondo a la novela, pero también contiene otros intensos, que lo son aún más contrapuestos a los primeros. Y, del mismo modo que lo hacen los tres amigos unidos por la fatalidad, el que lee siente el viento peinándole los cabellos y la carcajada de libertad atravesando su garganta cuando la vida se vuelve hermosa por unos instantes.

------------
*Pinchar aquí para acceder a El último deseo del cangrejo en Amazon.
**Pinchar aquí para acceder al blog del autor.
(Imagen obtenida del facebook del autor.)

9 comentarios:

  1. Umm con este no sé... No me atrae lo suficiente. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Paso de puntillas por tu reseña porque lo tengo pendiente de lectura. Eso sí, ver que te ha gustado me anima a leerlo. 1beso!

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo vi una reseña de este libro o alguien me comentó (no recuerdo)... el caso es que despertó mi curiosidad, ahora al leerte de nuevo me lo has recordado, porque tus sensaciones coinciden bastante con las que me habían comentado.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo si he leido la novela y desde luego no te deja indiferente. Tiene una narrativa muy buena desde la cual te compenetras con los personajes. El tema está tratado de una manera muy diferente a lo que estamos acostumbrados a leer o escuchas de las personas que padecen esta terrible enfermedad llamada cancer.

    ResponderEliminar
  5. Pues me gusta. Y, sabes? no tengo ningún tipo de problema en admitir que me gustan los antihéroes, los prefiero mil veces a los típicos listillos de las letras.
    Lo voy a buscar
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Oooh qué bien! porque la tengo pendiente y me atraía mucho, espero poder disfrutarla tanto como tu.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Tiene buena pinta, pero debo admitir que este tipo de tramas tan delicadas me suelen deprimir bastante. Presiento que acabaré llorando como una magdalena, así que no sé si me animaré...
    Muchas gracias por la reseña :)

    Un fuerte abrazo,
    Nimue

    ResponderEliminar
  8. No la conocía, pero la verdad es que parece que está muy bien. La apunto para más adelante.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  9. He leído varios comentarios sobre esta novela y todos son bastante positivos. Debe tener un punto de crudeza importante. Pero supongo que nada que se salga de lo que la vida se empeña en mostrarnos día a día. Creo que acabará cayendo en mis manos .
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...