domingo, 13 de julio de 2014

Todo lo que podríamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo; de Albert Espinosa

"Descendí y vi que el cartel de la tienda tal como la recordaba ya no existía. En lugar de la entrañable tiendecita de marcos había ahora una de sueños. Había oído decir que era un negocio en alza."

SINOPSIS
¿Y si con solo mirarte pudiera desvelar tus secretos? ¿Y si con solo mirarte pudiera sentir con tu corazón? ¿Y si en solo un instante fuera posible saber quiénes somos el uno para el otro? 
 Marcos acaba de perder a su madre, una reconocida bailarina que le ha enseñado todo en la vida, y decide que su mundo ya no puede ser igual sin ella. Justo en el momento que va a dar un giro a su vida, una llamada de teléfono cambia radicalmente los acontecimientos.

Ojalá que no sepáis de qué va esta novela. Ojalá que no, porque entonces no os la recomiendo, porque es divertido cuando crees que vas a leer una historia de amor típica (aunque solo sea un poquito típica) y las páginas que pasas no son más que una bofetada tras otra a tus previsiones, y tu gesto de "esto ya me lo sé" va mudando en uno de "un momento, que por aquí no es, que nos hemos salido del camino".

Albert nos introduce sin ningún sobresalto en el hogar de Marcos, y todo parece muy normal y hasta algo lento durante unas pocas páginas (es una novela corta y todo dura pocas páginas). Luego viene la primera extrañeza, la visita en medio de la noche, las jeringuillas llenas de algo, que no voy a decir qué es, si droga, si medicinas, si veneno... Y para rematar, Marcos enciende la tele y pone las noticias y entonces ya no sé qué estoy leyendo, por qué ocurren esas cosas. Es extraño, tan extraño que casi te hace preguntarte si estás leyendo una novela distinta a la que crees; cierras el libro, marcando con el dedo la página por la que ibas, y vuelves a mirar con atención la portada, la contraportada y los huecos que dejan las letras a ver si es que se te ha escapado algo importante.

No hay mucha acción. Se trata más bien de una novela intimista, centrada en lo que nos cuenta Marcos en primera persona y en lo que piensa. Y piensa mucho en su madre y en lo que ella le enseñaba. Empieza por hacernos reflexionar acerca del fascinante mundo de la noche y sus sonidos, de la importancia de las almohadas... Hasta que sale de su casa a la mañana siguiente no empiezan a pasar cosas. Marcos es requerido en su trabajo para una tarea importante que tiene que ver con un don suyo. Y allá que va, allá que realiza su cometido y desde allí que se va a otro lugar, esta vez guiado por su propio deseo o intuición. Y de ese lugar se va a otro donde toda la verdad le es revelada. Y cuando digo toda es toda, toda. Y cuando digo verdad es Verdad.

Lo que ocurre es lo que menos se narra. Predomina lo que medita a lo largo de su camino de un lugar a otro, lo que recuerda: los consejos de su madre acerca de las personas, del amor, del sexo y de la vida. Una madre con la que viajó mucho de ciudad en ciudad y de espectáculo en espectáculo. Solos él y su madre, a veces durmiendo juntos y otras bañándose juntos, aunque al principio tales cosas le eran incómodas. Ella no creía en el corazón, sino en el esófago; ella opinaba que "el mundo sería mejor si nuestro yo sexual invadiera nuestro yo de ir por casa. [...] Hablaba de que la felicidad que sentimos en la alcoba debía trasladarse a la oficina, a un día triste de invierno mientras paseamos por la calle o esperamos el autobús." 

Y luego, sí, está la chica. La chica para Marcos. Porque él ama a su madre desde hace mucho, pero ahora de repente se encuentra con una chica a la que también ama. Sin embargo, aunque hay muchos tipos de amor en esta breve historia, el que menos predomina es aquel que uno espera encontrar en una novela (sí, me refiero al "de pareja"). 

Igual parece que me ha gustado mucho, pero sólo me ha gustado y ya. El problema es que no sabría decir los fallos, sólo los aciertos. Me ha gustado que me sorprenda, que juegue a despistar con ese título para después desplegar toda su originalidad ante el lector. Me han gustado algunas de las reflexiones, incluso las reflexiones sobre almohadas. Aunque es la primera novela que leo de él, creo que la forma de ver el mundo de este autor es distinta, lo cual se deja notar en sus palabras. 

3,5

9 comentarios:

  1. Es un autor con el que no me animo por los temas que toca en sus libros. Me parecen muy duros y prefiero no pensar en ellos.

    ResponderEliminar
  2. A mí me decepcionó la única novela que he leído del autor (Si tu me dices ven...) y por eso no me animo a incluirlo en futuras lecturas: salí un poco espantada y de momento, seguiré sin elegirlo entre mis libro. 1beso!

    ResponderEliminar
  3. Has logrado inspirarme curiosidad por esta novela con tu reseña.
    Las historias que sorprenden cuando esperamos un camino "trillado" siempre merecen atención.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Es un autor del que solo he leído un libro que me gustó mucho y quiero repetir, probablemente con este que es de los que más me atrae
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me lo leí en su día y no me hizo mucho tilin... De hecho leí otro más del autor pero tampoco conecté demasiado. Ya no he vuelto a repetir. Besos

    ResponderEliminar
  6. Sólo he leído un libro de Espinosa, 'Brújulas que buscan sonrisas perdidas', y no me gustó nada, así que no tengo intención de repetir con este autor. Y mira que todo el mundo habla bien de él, pero no me apetece, y después de lo que cuentas, menos aún.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. @albanta Yo creo que este libro no es precisamente duro, albanta. Al menos lo hay mucho muchísimo peores. De hecho, en algún momento cuando lo estaba leyendo pensé que era un libro agradable.

    @Tizire Solo he leído esta, y aunque me ha gustado no sé si leeré más a corto plazo. Siempre me acuerdo de lo mucho que se hablaba de los puntos suspensivos de sus "Brújulas que buscan...". Un beso.

    @U-topiaMe alegro haberte inspirado eso, lo cierto es que si algo bueno tiene esta novela es lo sorprendente de su argumento, ¡aunque igual si ya sabes que es sorprendente te sorprende menos!

    @Tatty Pues a ver qué te parece Tatty, ya nos contarás. Parece que es uno de esos autores de extremos, o gusta mucho o gusta poco... Besos.

    @Marisa G. Ya, tampoco es que sea para tirar cohetes, pero me ha sorprendido y entretenido. También creo que en otro momento hubiera conectado más con su forma de escribir. Un beso.

    @Dorothy Ese es el de los puntitos suspensivos... Pues este no tenía puntitos suspensivos =) Pero lo cierto es que, aunque están bien, no son lecturas imprescindibles. Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Solo me lei del autor Brujulas, y me decepcionó un poco, ahora me da pereza volver a leerle.. y mira que "Si tu me dices ven..." me pareció un titulo atrayente....besos

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo pendiente!
    He leído dos libros del autor y me han gustado bastante =)

    Besotes

    ResponderEliminar

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...